Fabricar jabón con la ceniza de tu chimenea

Realiza tu propio jabón usando las cenizas de tu chimeneaPara hacer jabón puedes utilizar la ceniza de tu chimenea. Resulta que los primeros jabones de la historia utilizaban ceniza y grasa. Lo curioso de esto es que la ceniza contiene Carbonato de sodio que es tan válido como la sosa que se compra. La ceniza debe ser ceniza blanca aunque también vale la ceniza de la leña según parece. El caso es que nos encontramos con varios blogs que lo tienen todo bien explicado. Allí van las recetas:

1) El jabón de potasa puede producirse de manera sencilla a partir de los siguientes elementos (esto es lo que van a necesitar) :

- un balde
- una olla de metal (no puede ser de aluminio!) o un recipiente que puedan meter en el microondas
- madera
- limón
- una estufa o microondas
- elemento para mezclar
- una patata
- aceite vegetal (de su elección)
- papel indicador de pH (opcional) sino etanol y flores de colores

Hagan una fogata con la madera quemando por lo menos 3 a 4 kg de madera (para que el fuego sea lo suficientemente intenso), esto para dejar la mayor cantidad de ceniza blanca posible. A continuación coloquen toda la ceniza en un balde y añadan más o menos un litro de agua. Mezclen las cenizas con el agua por unos 10 minutos y después dejen esto reposar 1 o 2 días.

Ahora la prueba es colocar la patata en la solución. Si la papa flota hasta la mitad, entonces la solución está lista para ser utilizada. Si la patata no flota, entonces deben añadir más cenizas y esperar 1 o 2 días más y volverlo a intentar. Este es un método rudimentario para estimar la concentración adecuada de carbonato de potasio en esta solución, ya que cuando la solución se vuelve concentrada hay un cambio significativo en la densidad del medio.

Ahora si lo desean pueden filtrar la solución o si no , pueden dejarla tal como está. Añadan la solución al aceite (1L de solución puede alcanzar para unos 0.5-1L de aceite, pero esto ya depende del aceite) lentamente con agitación y observen como el aceite adquiere una contextura cremosa. Lo que yo he hecho es añadir la solución de 20mL en 20mL hasta que alcanzo esta textura, una vez hecho esto , paro la adición. Si se les va la mano con un poco de solución, no es problema, ya les cuento como se soluciona.

Una vez hemos terminado la adición ponemos toda la mezcla en la estufa o en el microondas (si es en microondas deben estar muy pendientes pues rebosa fácilmente el recipiente por la formación de burbujas) y dejamos hervir la mezcla con agitación (en el microondas, paran el micro, la sacan, agitan y la vuelven a introducir) hasta que se vuelva mucho más espesa (paramos cuando adquiera una contextura como de jabón).

Ahora usamos el papel indicador y si no lo poseemos pues machacamos algunas flores de colores y extraemos su colorante con etanol (prácticamente todas las flores de colores poseen compuestos que indican el pH). Vemos cual es el pH de la solución original (si es con el extracto floral, sacamos una muestra, le añadimos unas gotas y observamos el color). Ahora vemos el pH del jabón, debe ser de alrededor de 10-12 si colocamos exceso de solución original, o del mismo color que la solución original si estamos usando indicador. Ahora añadimos jugo de limón, lentamente y mezclando (tengan cuidado pues si añaden mucho aruinan el jabón) hasta que el pH sea de alrededor de 8-9 o que el color dado por el indicador cambie o desaparezca.

Ahora el jabón se coloca en un recipiente y se guarda para su uso como insecticida o hasta para manos. El jabón se produjo con elementos 100% ecológicos y puede contribuir a que la experiencia de su jardín siga siendo 100% orgánica.

2) También se puede producir lejía: La lejía es el agua de ceniza que hemos necesitado para hacer jabón pero a la que se le deja reposar más tiempo y añadiendo más ceniza para obtener lejía para, por ejemplo limpiar el suelo, mezclada con vinagre que es muy bueno para limpiar madera, cobre, plástico, etc.

Te damos los links de los blogs que nos han inspirado: uno sobre cultivos hidropónicos y otro sobre soberanía alimentaria. Aún así, recordamos la importancia de tomar las medidas de seguridad mencionadas para rentabilizar las cenizas de tu chimenea: puede calentar la casa, servir de abono para tu jardín o de base para jabón y lejía.

Tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>